¿Por qué es importante tener una web?

Por que tener una web

Con el crecimiento exponencial de las redes sociales muchos se preguntan ¿Realmente es necesario que tenga una web propia? ¿No me vale con mi perfil / página de facebook, twitter…?

En este artículo vamos a explicarte 6 ventajas de tener una web propia y la diferencia con las redes sociales.

1. Genera confianza y prestigio

Las redes sociales como facebook, twitter o instagram se utilizan principalmente para tener un contacto informal con amigos y clientes, ya que son principalmente redes sociales de ocio, es como salir a charlar con estas personas, mientras que una página web es como tener un local donde atender mejor y con calidad a nuestros clientes actuales y potenciales: es formal.

Tener un sitio web propio de tu marca genera confianza en el usuario. Lo queramos o no una empresa que tiene una página propia se percibe como una empresa más seria que una que no la tenga. Disponer de tu propia página web (por ejemplo: www.miempresa.com) y una dirección de correo electrónico corporativa (por ejemplo: info@miempresa.com) te proporcionarán una imagen más profesional, moderna y actual.

Además si la página está bien construida nos otorgará un prestigio añadido. Una página web de nivel demuestra calidad; no olvidemos que al fin y al cabo es el escaparate de nuestro negocio. El consumidor no solamente compra por necesidad, sino por preferencia, por impulso o por atracción a un determinado producto o servicio. Y al momento de tomar su decisión, la calidad y el prestigio casi siempre influyen.

apoyo-redes-sociales-web

2. Tu web está adaptada a tu imagen de marca

Una de las bases del marketing es saber diferenciarte de tu competencia. Una web puede tener el aspecto que quieras: tu logo, tus colores corporativos, tu tipografía, el diseño que quieras… En definitiva la imagen de tu marca: propia y diferenciada. En las redes sociales estos aspectos personalizables se reducen drásticamente, lo que hará esta tarea de diferenciarse de la competencia más complicada.

3. Tu web es tuya

No dependerás de terceras personas. Tu web es tuya para hacer con ella lo que quieras. Tú tomarás las decisiones de lo que quieres incluir o no bajo tus políticas o las de tu empresa. Cuando dependes de plataformas externas, como las redes sociales, estás sujeto a los cambios que ellos decidan hacer y por lo tanto no tienes un control total sobre la imagen de marca que muestras en la red.

4. Una página web sin limitaciones

Con un sitio web propio podrás mostrar toda la información que quieras de tu empresa sin ningún tipo de limitación, mientras que en facebook, por ejemplo, tendrás unas cuantas. Por ejemplo, en tu página podrás incluir algo tan básico como un listado de productos, algo que facebook no puede hacer.

5. Gestiona tu propia web

Se terminó el tiempo en el que hacías una web y no podías modificar nada salvo que llamaras a un experto. El mundo de las páginas web ha evolucionado mucho estos últimos años. Actualmente existe una gran cantidad de entornos de gestión web que, tras un periodo muy corto de aprendizaje, puede utilizar el cliente sin necesidad de recurrir a expertos especializados.

6. Vende tus productos online

Casi cualquier tipo de negocio permite este tipo de venta. Ya sean productos físicos o servicios es increíble lo que una web puede ofrecerte con una inversión mínima. Podrás vender tus productos de una forma rápida, cómoda y sin necesidad de tener tienda física, y por supuesto sin comisiones de terceros. Incluso si la tienes puede ser un buen complemento aumentar tus ventas ya que podrás vender a distancia.

Ecommerce

Entonces, ¿prescindo de las redes sociales?

Las redes sociales son una herramienta muy poderosa que puede ayudarte a promover tu sitio web, a conocer más a tus clientes y sus preferencias y a generar una comunidad alrededor de tu marca. Sin embargo, tu sitio web mostrará toda la información de tu empresa, como tú quieras, dando una imagen formal y de confianza. Podrás moldearla como quieras prescindiendo de terceras personas. En definitiva: tener una página web es hoy en día imprescindible para cualquier proyecto empresarial sólido que quiera generar confianza en el usuario.

Mailing

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si te ha gustado ¡compártelo!
Entrada anterior
Cómo escoger una tipografía sin volverse loco
Entrada siguiente
El Ayuntamiento de Santander subvenciona tu nueva web
Menú