Diferencias entre un logo barato y un logo profesional

Seguro que alguna vez te has preguntado las diferencias entre un logo barato y un logo profesional.

El diseño del logo forma parte de la identidad corporativa: no es algo que deba ser tomado a la ligera, ya que es la imagen que representará tu empresa de un sólo vistazo.

Bajo la excusa de “querer ahorrar dinero” se corre el riesgo de tener una imagen poco profesional e influir de manera negativa en la decisión de un cliente.

¿Lo barato sale caro?

Aunque suene muy trillado, la verdad es que sí; y no queremos basar nuestra opinión en el “factor precio”, sino en el resultado obtenido.

El diseño profesional de un logo se nota a simple vista; sin embargo, gracias a las múltiples aplicaciones en línea, hay empresas que ofrecen el diseño de logo gratis sin analizar los elementos que identifican a una marca.

A partir de plantillas prediseñadas buscan plasmar una imagen que represente a la empresa y hacer una combinación de colores, de acuerdo a lo que consideran “debe quedar bien”.

¿El resultado?, una imagen poco trabajada, problemas de pixelación, y una mala percepción del cliente ideal.

¿Qué hay detrás de un logo profesional?

Más allá del precio, un logo profesional te permite:

·         Ser original y genuino

Ninguna otra empresa podrá tener ese mismo logo. Será un diseño genuino y original para identificar a tu negocio online. Siempre aconsejamos registrarlo y evitar los problemas de propiedad del logotipo.

·         Representar a tu marca

Cada sector tiene unos elementos que lo permiten identificar. Por ejemplo, no es lo mismo el logo de una ferretería que el log de un doctor, ya que hay componentes que visualmente son diferentes.

Algo similar es lo que ocurre con un logo profesional, se combinan elementos relacionados a tu sector pero que permitan otorgarle una personalidad propia a tu marca.

·         Diferenciarte de la competencia

Para poder diferenciarte de la competencia, es necesario tener un logo profesional, atractivo y fácil de recordar para los consumidores. Cuando se cumple con estos dos criterios, es más sencillo reflejar una imagen profesional.

Por eso, detrás de un diseño profesional de logo hay:

1.      Un análisis de marca

No es posible plasmar las ideas de una empresa sino se realiza un análisis sobre la marca, el cliente objetivo, el mercado y la competencia. Son factores que un diseñador gráfico toma en cuenta para crear un buen diseño de logo.

2.      Conceptualización de la idea

La conceptualización de una marca incluye el análisis de la intención, objetivos y el por qué. Todo esto debe ser manejado por el diseñador y plasmado en el logo.

3.      Consultoría de expertos

Un logo no tiene que cumplir con el objetivo de “ser bonito”, tiene que reflejar la capacidad de transmitir visualmente el mensaje de la marca; y eso es algo que se obtiene con la contratación de un experto en el área. En este caso, un diseñador gráfico cualificado.

Ahora ya conoces las diferencias entre un diseño barato y uno profesional, pero si aún tienes  más dudas te recomendamos leer  por qué invertir en tu logotipo de empresa.

Si te ha gustado ¡compártelo!
Entrada anterior
Qué es el marketing digital
Entrada siguiente
10 puntos claves para mejorar tu empresa digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú